Kiteris y la importancia de elegir una buena empresa para realizar las prácticas

Desde que hace ya ocho años Kiteris inaugurara su primera oficina en Cartagena, el futuro laboral de los jóvenes ha tenido siempre un lugar primordial en su agenda. A través de la colaboración con diferentes entidades formativas de la Región de Murcia, Kiteris ha ido absorbiendo talento para convertirse en una empresa referente en el sector tecnológico, a través de formaciones que aportan un valor añadido. 

Formación esencial que aporta valor añadido

A través de una formación para becarios del Centro de Formación Profesional Carlos III, un centro que apuesta por la innovación a través de sus módulos de desarrollo de aplicaciones web y desarrollo de aplicaciones multiplataforma, Kiteris busca reforzar y completar los estudios de programación web y multiplataforma de todos sus alumnos.

Es el propio centro Carlos III quien busca a las empresas para que informen de su actividad a sus futuros becarios. Kiteris aprovecha esta ocasión, primero, para exponer en una charla sus valores y cómo gran parte de estos acaban en la plantilla de manera permanente. Segundo, proponiendo un curso orientativo de dos horas en el que se imparten algunas claves esenciales para el buen desarrollo de la profesión de programador.

Algunas de las claves de la primera charla: el 7 de cada 10 empleados de la oficina de Cartagena de Kiteris fueron alumnos del centro. Para muchos de ellos, esta fue su primera experiencia laboral.

Además de esta charla en la que Kiteris da contexto a la situación laboral y su compromiso con el talento joven, se decidió añadir una formación de dos horas para todos los alumnos del centro que versaba sobre principios SOLID y buenas prácticas de programación, algo de lo que el propio e inicial diseño curricular de la formación regulada carecía. Kiteris llega para cubrir ese hueco, ya que los docentes deben ceñirse al temario y cuentan con un tiempo limitado. 

Kiteris y su programa de becarios: un win win definitivo

Kiteris reconoce lo esencial que resulta para un buen programador tener una excelente formación en principios SOLID, fundamentales para la ejecución de proyectos colaborativos. Es por ello que viene a cubrir ese vacío del diseño curricular para luego adoptar a programadores completos y profesionales para formar parte de la compañía. La empresa entiende que hay una carencia académica en este sentido y es su manera de aportar un valor extra a los centros formativos con los que colabora

Una formación que, además, carece de fecha de caducidad, en contraposición con los lenguajes de programación que están en constante cambio y de los que el programador tiene que estar aprendiendo continuamente, incluso años después de que haya terminado su etapa educativa. 

Esta formación forma parte de un plan estratégico en el que ambas partes ganan, tanto Kiteris como figura empresarial como el propio alumnado y su futuro en el mundo laboral de la programación. De este modo los alumnos del módulo de programación de la Carlos III completan su formación con los principios SOLID y luego pueden llegar a formar parte del staff de la empresa como profesionales al 100 %. Solo tienen que elegir la empresa adecuada para ello, una empresa como Kiteris que tiene en su punto de mira el futuro laboral de los jóvenes.

Carlos Aisa Autor
CTO | Chief Architect