Presentación

adult-agent-approval-684385
Nosotros

Prestamos servicios de consultoría tecnológica y de gestión de proyectos.

Nuestros servicios están basados en la calidad del servicio, en la calidad humana de los equipos y en la aportación de valor a través de la especialización y de la innovación.
En sectores intensivos en tecnología o donde la tecnología es clave para la transformación de los procesos de negocio.

Nuestro lema es “Pasión por el Servicio”, y refleja la filosofía en la que construimos nuestra compañía: colaboradores, clientes y proveedores nos recuerdan por nuestra cercanía y nuestra calidad técnica y humana.

Nuestra experiencia

Los socios fundadores de Kiteris tenemos cada uno más de 20 años de experiencia en el sector de Consultoría a nivel nacional e internacional, y este proyecto capitaliza nuestra trayectoria para construir una compañía moderna, cercana y en la que todos los que colaboren puedan aportar su talento para marcar la diferencia.

Nos hemos propuesto crear una estructura “lean” muy ligera y con muy pocos niveles jerárquicos, donde todos seamos accesibles para todos y compartamos una visión única e ilusionante, donde trabajemos a gusto y la comunicación circule con fluidez.

pexels-photo-461146
Sobre el nombre «Kiteris»

En nuestras sesiones de búsqueda de nombre, tarea cada vez más difícil en este mundo globalizado, queríamos un nombre conectado con alguna de nuestras claves filosóficas. Haciendo research en distintas fuentes (diccionarios zulús, suajili, mapuche, …), dimos con una palabra que nos pareció muy adecuada, además por proporcionar un referente cinéfilo reciente.

James Cameron, el aclamado director de cine (Terminator, Abbys, …), encargó a un lingüista la creación de la lengua propia de los habitantes azules del planeta Pandora, el Na’vi, para su premiada película “Avatar”.

“Kiteris” lo derivamos de la palabra “kite’e”, que en la lengua Na’vi significa “Servicio”, que enlaza perfectamente con nuestro lema “Pasión por el Servicio”. Valoramos también utilizar la doble “e” (“Kiteeris”), pero nos pareció poco práctico y confuso.

Dado el original origen del nombre, nos pareció adecuado guardarle un pequeño espacio en nuestra web como referencia.